El Kraken ser mitológico

Bestia en las pesadillas de algunos marinos en la grandeza del océano. Cualquier hombre que sirviera como vigía en un barco, tendría que estar abusado para detectar con prontitud otros buques, por si son hostiles (piratas) o aliados, saber interpretar las nubes, el clima, por tormenta o si hay icebergs. Además cuando caía la noche, una atención especial por indicios de cosas sobrenaturales, barcos fantasmas u oían cantos femeninos.

Mitología escandinava. Todos estos era un juego de niños, en comparación del “Kraken”, Si el vigía veía islotes de algas, donde antes no estaban o si se daba cuenta que serpientes marinas querían subir al barco, daba el grito de alerta para ponerse a salvo, ajustaban las velas según el viento para escapar a gran velocidad y tenían que prepararse para una lucha por su vida, saldrían las hachas y espadas a pesar que eran pocas probabilidades de sobrevivir del ataque de la bestia marina.

Tentáculos del mar profundo

En los mitos.- La bestia cuenta con tentáculos que con ellos, arrastra las naves al fondo del mar que se le acercan demasiado. Kraken es de los monstruos colosales que representan al mar primigenio, como Typhon, Tiamat , con estos comparten dimensiones.

El Kraken es representado como un cefalópodo, que aparece pocas veces ante los ojos de los hombres, es una criatura de las profundidades marinas, sale a la superficie para alimentarse de una manera especial, “expele sus excrementos, curiosamente de sabor y olor agradable” los peces se acercan a comerlo en un lugar específico, que justo esta encima del monstruo, se reúne un cardumen grande, el Kraken emerge y de un bocado los devora.

La bestia se va a lo profundo, a unos cuantos meses regresa, los marineros saben cuándo el Kraken va a comer, el agua se ve espesa sabían que estaba llena de detritus del animal. Estos conocimientos los pescadores se arriesgaban para sacar muchos peces, si sentían que estaban en un bajo que saben que no debe haber, estaban seguros que debajo de ellos estaba el Kraken.

Extendían sus redes y se llevaban muchos pescados era un trabajo muy riesgoso. Si la bestia se daba cuenta que el pesquero le robaba su comida, con rapidez sacaba sus tentáculos para atrapar y destruir el barco.

Del tamaño de una isla flotante

La descripción precisa del Kraken data 1752 autoría del obispo de Bergen lhiba llamado Erik Pontoppiddan, afirmo en su libro de Historia Natural que la bestia medía aprox. 2.5 kilometros “como una isla flotante” parecido a un calamar gigante, lo peligroso era, cuando el animal se sumergía, el remolino que dejaba en la superficie colapsaba el navío mas grande.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

c pic