El guerrero miñaca

Leyenda tarahumara.- En la época colonial a mediados un joven llamado Miñaca adquirió buena fama, su padre fue un fuerte guerrero apache y madre una hispana cautiva que el apache adquirió como botín después de una batalla.

Historia.

Miñaca creció con mentalidad activa y carácter temerario, su conducta fue la fuerza de 2 etnias, desde chico era bravucón en su juventud siempre resultaba victorioso en peleas, el indio Miñaca era noble de corazón y compasivo ganó el respeto de su gente. Al regresar de una de sus aventuras vio una caravana en llamas, atacada por otros apaches donde habían asesinado a varias personas, el indio maldijo a los suyos pero se prometió luchar contra los blancos pero no iba a permitir que los apaches hicieran daño a niños y mujeres, Miñaca oyó en el lugar de la masacre que alguien lloraba y encontró una joven llena de terror, la llevó a su tribu y se las confió a las matronas apaches, su nombre era Blanca Alicia, pero los apaches la llamaron Cabellos de Sol.

Paso el tiempo y se casarón.

Mientras el gobierno preparaba una ofensiva contra los apaches, Los blancos formaron una gran fuerza y bien armados se les dijo que los bienes (sus tierras) de los indios pasarían a sus manos.

La tribu de Miñaca fue exterminada, él estaba ausente alguien le dijo que su esposa los blancos se la habían llevado. Miñaca reunio a unos apaches y se fue a buscar a su mujer, el armamento de los contrarios se impusieron Blanca Alicia vio que su marido se desplomó moribundo ella se soltó de sus captores corrió hacia Miñaca, le quitó el cuchillo y ella se clavó en el corazón para estar juntos.

Cuenta la leyenda.

La región de Miñaca es una montaña geométrica tiene un perfil con una figura que parece abrigar a otra. Que Miñaca y su esposa permanecen en el valle, orgullosos de su amor de dos sangres adversarias.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Publicaciones relacionadas

Leyenda una bruja en la Guerrero

Un grupo de chamacos jugaban pelota en la calle, la bola se fue al patio de una casa en que la barda era muy alta, se sabía que en esa casa en la noche se aparecían fantasmas. Uno de los jovencitos como pudo brincó la barda para buscar

La Lechuza Mitología de Guerrero

Un principe le gustaba hacer lo que le de la gana, el quería practicar su puntería con la lanza, no le importaba lastimar o matar aves en su insistencia de mejorar su destreza. Le disparó al dios Sol. El señor de monte le aconsejaba

Woreczki termokurczliwe pakowanie termokurczliwe.