El Charro Negro (un muerto montado a caballo)

Leyenda de Querétaro. Se cuenta que este personaje atemorizó a los habitantes de un pueblo llamado Bernal. Una mañana don Esteban se encontraba en un corral contando sus vacas que recién había comprado, cuando llegó su caporal y tres arrieros que llegaron a medianoche con ganado; estaban muy asustados por que al llegar al cruce de un camino, les salió de la nada un jinete.

Que al pasar donde ellos estaban, sus caballos empezaron a relinchar y se pusieron muy nerviosos, un viento gélido que casi los congela los agarró desprevenidos, lo más extraño era que al charro no le veían las manos ni la cara a pesar que la noche era clara, su caballo más que caminar flotaba y de pronto a unos cuantos pasos de ellos se les perdió de vista, se esfumó.

Don Esteban — yo no creo en aparecidos, dos de sus arrieros le dejaron el trabajo. En otra ocasión el Tarantín hasta dejó la borrachera, aseguraba que una noche se le apareció un muerto montado a caballo.

Un muerto montado a caballo

Cuenta; que se quedó dormido afuera del camposanto era muy noche y lo despertó el paso fuerte de una cabalgadura que resoplaba muy fuerte; el Tarantín pensó que era su compadre se levantó a pedirle para un trago cuando estiró la mano vió que al jinete sin cara, ni manos que se les vieran; se paró de dos patas el caballo se fue echando chispas con sus cascos.

Pasaron los días la gente platicaba de la aparición fantasmal del Charro Negro, los pobladores fueron a ver al sacerdote y lo convencieron que era el único que podía enfrentarse al fantasma y dijo, deseo la tranquilidad de todos, con la bendición de dios resolveré el problema.

El sacerdote y el sacristán prepararon agua bendita, una vela y un crucifijo. Cura y sacristán, llegada la noche bien cenados y abrigados salieron casi a las once y media de la noche caminando se dirigieron al panteón, llegaron y esperaron con paciencia al jinete de la noche, mientras rezaban un rosario pasó el tiempo, de repente un fuerte viento helado comenzó a soplar fuertemente, al voltear el cura vió a un hombre vestido de charro montado en un caballo prieto.

Que se acercaba a ellos sin hacer ruido, no se escuchaban los cascos ni los resoplidos, a corta distancia; se baja el jinete, el cura invocando el nombre de Dios Todopoderoso pidió al hombre o lo que fuera que no continuara acercándose a ellos y que les dijera si era de esta vida o del otro mundo.

El Charro hizo alto pero reinició su recorrido hacia el cura

El cura y el sacristán temblando de miedo retrocedió unos pasos dejando solo al sacerdote, el jinete agarró la rienda .de su caballo caminó arrastrando los pies lentamente se acercó al cura ( mientras rezaba un padre nuestro y se encomendaba a Dios) se arrodilló ante él, se quitó el sombrero con la mano que con la luz de la luna se veía descarnada, no se le veían los ojos y le escucho decir con voz hueca, --"cometí muchos pecados que me impiden el descanso eterno, agradezco su presencia y me arrepiento de mis pecados le ruego confesión para el descanso de mi alma"-.- El sacerdote dio el sacramento de la confesión bendijo al charro éste se levantó agradeciendo al religioso se puso el sombrero, montó su caballo e inició su marcha desvaneciéndose en pocos segundos.

Después de muchos años se dice que otra vez se ve el Charro Negro

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Publicaciones relacionadas

Un Duende de Negro (terror)

Leyenda de Guanajuato. Se cuenta que en una tarde, un día miércoles, a orillas del pueblo se encuentra un hotelito, en la puerta de acceso de entrada se encontraba platicando tres empleados, eran como las seis de la tarde, la

El charro maldito. (terror)

Leyenda de México. Se dice, que cuando veas al Charro no le hagas caso tú sigue trabajando, se te acerca a unos cinco metros y te habla por tu nombre. En la selva muy lejos de un pueblo, donde se cortan los árboles para sacar el

La tenebrosa casa de Armería.

Se cuenta que en una lugubre casa al pie de la carretera de día es ruinas la construcción, pero de noche, gente que por necesidad han tenido que bajar por ahí llegan a la casa y es una vivienda habitable y todos los que llegan

El muerto viviente del gato

Un matrimonio invitó a cenar a varias personas, entre ellas a sus jefes, cuando ella cocinaba invitó al gato de un poco de pescado que preparaba. Cuando termino la velada vieron al gato muerto en el jardín, sus dueños pensaron que lo

El Cerro del Muerto, sepultado el gigante

Se cuenta; que hubo una reunión de tres tribus; los Chichimecas, los Chalcas y los Nahuatlacas, este encuentro era para llegar a un acuerdo, establecer un centro de ceremonias común de las tres culturas y ahí se gobernaría la región,

El Pirata Barbanegra causaba terror

Fue uno de los marinos desocupados de la Royal Navy, tras la guerra de sucesión Española. Sus actividades delictivas, se iniciaron bajo el mando de Benjamín Hornigold. Su nombre verdadero de Barbanegra era Edward Teach. Su ataque mas

El negro Juan tuvo un amo desgraciado

El esclavo era muy maltratado por el patrón. Descubrió que los sacos estaban llenos de oro, era un contrabando el cacao era solo una pantalla. El amo se encolerizó cuando supo que Juan ya sabía el secreto. Se cuenta; que hasta ahora se

Agapito Treviño (Caballo Blanco)

Muy joven se dedico a robar en los caminos, lo que hurtaba la gran parte se los daba a la gente humilde. Era el terror de los ricos cuando estaban en las diligencias, los asaltaba y a veces morían. Que el oro lo guardaba en una cueva, las

El cabrío maldito requería huesos de niños

Que un cabrío aterrorizaba a los habitantes de un pueblo, esta leyenda fue en la época de la Conquista, pues aun se adoraba a todo tipos de dioses y las imposiciones religiosas complicaron la vida de los nativos, los indígenas sufrían

La bola de fuego (bebían sangre de niños)

Leyenda de Sonora.-Se cuenta que en un poblado abandonado ya solo se encuentran unas cuantas paredes de algunas casas completamente en ruinas, los antiguos pobladores que en aquel entonces eran niños, no se olvidan de las bolas de fuego

serwis siłowników hydraulicznych, dt1. drzwi drewniane wejściowe, kontakt