El Familiar un devorador de hombres 11 ago 2018

Leyenda Argentina. Es una clase de “espíritu demoníaco”, devorador de hombres muy popular en los ingenios azucareros. En Argentina hay varias clases de espíritus “familiares” la más conocida es la demoníaca que da poder y mucha riqueza a cambio de vidas humanas. Su existencia es real para la mayoría de la gente que vive en la plantación de azúcar, a veces se aprovechan los dueños de los ingenios para coaccionar a sus trabajadores. Se le acusa a “El Familiar” las desapariciones de peones del ingenio de Ledezma durante la Dictadura Cívico Militar Argentina. Foto de internet.

“El familiar” es temido en las provincias de Tucumán y el noroeste de Catamarca, además en Santiago del Estero y Jujuy.

El mito es de hace muchos años, empezó en la industria azucarera, cuando comenzó la expansión del ferrocarril. Los ingenios producían ganancias millonarias, fue en tan poco tiempo, que la imaginación popular contaban que los dueños se enriquecieron por que hicieron un pacto con el demonio.

El familiar era un demonio guardado en el sótano

Los ingenios tuvieron un “Familiar”. El de Tucumán, Ingenio, Santa Ana, su dueño Clodomiro Hileret fue el primero que tuvo su “Familiar”. Los dueños de los ingenios mantenían escondidos al demonio “Familiar” en el sótano o en la chimenea. Decían que los alimentaban una vez al año, le daban para comer un trabajador o varios, si estos se cruzaban en su camino, el capataz los llevaba bajo engaños. Los obreros, por cientos los empleaban, a sueldos de hambre y condiciones inhumanas. Cuando un obrero desaparecía se decía, que “El Familiar” tenía hambre.

En el Siglo XX, en la Dictadura Militar-Proceso de Reorganización Nacional, en el Ledezma los capataces hacían rondas vestidos de negro, con perros negros en función del “Familiar”.

La leyenda cuenta

Los espíritus familiares es nombrado “EL Familiar”, decían que tienen forma de un culebrón grande, o de un perro grande como el Cadejo, de ojos rojos puede tener algún rasgo humano, como manos con garras, caminar en dos patas, otros dicen, que tiene forma de hombre un europeo con ropa negra, montando caballo. Hay casos que hablan que se siente un olor fuerte a azufre y el sonido de cadenas arrastrándose. “El Familiar” es un ser relacionado de malas vibras o condenados del demonio, son seres que recorren los cañaverales y arrasaban con todo y a todos los que estaban a su paso.

Los dueños de los ingenios azucareros eran poseedores de un “Familiar”, con ellos tendrían poder y riqueza a cambio del sacrificio de un trabajador por año. Si no se pasa ese conocimiento, una vez fallecido el dueño, El Familiar muere de hambre. Y la riqueza de la familia del patrón se pierde en seguida y estas personas quedan malditas. En las grandes fabricas hay accidentes en las calderas (los obreros caen) cuando muere un obrero quemado, se dice que mientras más mueren peones es que El Familiar está hambriento, el dueño tendrá más fortuna. Se sabe que viviría en el sótano de la casa del dueño, se cuenta, que lo dejaban salir de noche para que se alimentara solo. Sobre todo si había peones conflictivos, este era comido enseguida.

Solo se alimentaba de humanos

Solo come hombres, los favoritos era los problemáticos, y por las noches uno que otro Familiar andaba suelto. El pacto era importante era un peón al año, pero no era suficiente, solo calmar su hambre, si no se cumplía el dueño corría el riesgo de ser devorado por “El Familiar”. Los que han sido victimas, lo conocen, dicen que no es posible herirlo, ni matarlo con el arma. Si es que alguna victima escapa, es que le mostro la cruz se volteó y se fue.

Yyy ya

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece apto, digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Escribe tu comentario

Publicaciones relacionadas

Hombres felinos sus leyendas

Leyendas.- En el siglo pasado, en los años 80  en Brandsen, sur de Buenos Aires Argentina, fue declarante de la aparición de un misterioso personaje. Hasta los periódicos de la época relataba que un hombre alto con ropa negra, atacaba