El puente de los duendes de grandes colmillos 13 jun 2018

Leyenda de Puebla. Hace muchos años, en Tehuacán pasó hechos muy extraños, uno de los del pueblo don Hilario muy conocido de ahí, acostumbraba a ir de parranda, los fines de semanas para olvidarse del trabajo y siempre regresaba a altas horas de la noche, tenía que cruzar el puente que estaba en el camino para llegar a su casa. Generalmente siempre acompañado de amigos y todos ellos briagos.

Una noche de Noviembre, una pelea callejera impidió que una fiesta continuara, todos los amigos de él se fueron por su lado y dejaron a don Hilario a su suerte bien borracho, caminó como pudo hacía su casa, siguiendo el sendero de los árboles del puente. Pensando que estaba cerca de su casa empezó a cruzar el puente, estaba ahí cuando vio una gallina grande, que al parecer se había escapado de alguna casa y no sabía a donde ir. Hilario pensó que a esa hora nadie iría a buscarla y estaría muy buena para hacer un buen caldo para la cruda del siguiente día. Decidido, se puso a correr detrás de la gallina, persiguiéndola, la gallina corrió hacía bajo del puente y él tras de ella bajando despacio y con cuidado, sin hacer mucho ruido.

Vio unos duendes con grandes colmillos

La cara de Hilario palideció, cuando vio unos seres pequeños con grandes colmillos que entre ellos agarraron a la gallina y la devoraban viva todos ellos la despedazaron compartiendo su carne. Don Hilario corrió para dejar de ver esa escena de pánico, sin embargo aquellos seres salieron entre las sombras y lo persiguieron lo alcanzaron momentáneamente y lo mordieron.

Los duendes tenían garras, que lo rascuñaban y mordían en ese suplicio en que estaba se puso a rezar, el estaba sangrando por las heridas, mientras los otros seres lamian su sangre. Corriendo lo más que pudo llegó a su casa y cayó desmayado.

Al otro día, despertó Hilario, pensó que fue una pesadilla pero cuando se puso de pie tenía un dolor muy fuerte y vio las mordidas en sus brazos y pies. Don Hilario nunca volvió a beber y se fue del pueblo por miedo. Se cuenta, que muchos que han cruzado el puente borrachos aseguran ver duendes que dejan huellas con sangre en los caminos.

Yy ya.    

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece apto, digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Escribe tu comentario

Publicaciones relacionadas

Puente colonial o puente de piedra.

Es un bello monumento de construcción, se inauguró en el año 1655 y para que las columnas no se caigan se cuenta, que era necesario enterrar  a niños vivos. Los pobladores que pasan cerca del lugar es aterrador escuchan a niños

La leyenda del puente de piedra.

Le ofreció su alma al diablo a cambio que haga el puente. Es una formación geológica ubicado sobre el rio Poró es una enorme piedra y en medio tiene un agujero, esta acondicionada para el paso de carretas. Se encuentra cerca de la

El puente de navacoyán

El hombrecito le ofreció hacer el puente en una sola noche a cambio de su alma y este era el mismísimo demonio. Leyenda de Durango.- En las cercanías de la ciudad de Durango hay una hacienda que se llama Navacoyán el nombre