Mariana, vendía piedras brillantes 26 nov 2017

Leyenda de Argentina. Corría el siglo XVII en la zona del Pocito, cuenta la leyenda, que Mariana, una nativa Huarpe, era una mujer alta huesuda, de piel cobriza con cabello largo y negro, siempre andaba con un perro grande. Ella se guardaba debajo de un algarrobo a mascar un vegetal le sacaba el jugo y lo escupía. Cuando iba al pueblo se ocupaba a contar aventuras a los niños que se le acercaban, les vendía a las personas o a los viajeros piedras brillantes, en la Ruta Real de las carretas.

Cuenta la leyenda, que esas piedritas que brillaban eran “pepitas de oro” que Mariana sacaba de un “angosto pocito”, De allí surgió el “Departamento del Pocito”. En una noche, unos españoles la empezaron a seguir, siguiendo los restos de lo que escupía o “que se yo”, estos rateros querían asaltarla hasta que llegaron junto al árbol de algarrobo, ahí se enfrentaron con el perro grande y bravo que les gruñía y les mostraba los colmillos, los ladrones corrieron y corrieron perseguidos, y se oía las carcajadas de la mujer Mariana que venía del árbol.

Un temblor acabó con ella y el pocito

Esa misma noche, hubo un fuerte temblor que sacudió el lugar a partir de eso nunca más se supo de Mariana, no se le volvió a ver y el pocito que decía ella, que allí sacaba sus piedras, nunca lo encontraron, hasta ahora algunos siguen con la búsqueda.

Pocito, es un departamento de provincia de San Juan, al centro oeste de Argentina.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece apto, digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Escribe tu comentario

Publicaciones relacionadas

La Lluvia de Piedras ritual de un brujo

Un muchacho conversaba en la puerta de su casa con unos amigos, de la nada empezaron a tirarles piedras, se resguardaron cuando dejaron de tirar salieron y fueron a ver quien era el que hacía la fechoría, cuando estaban en el patio les