El cerro de Mariana, su amor la volvió piedra y lodo 02 2017

Está al sur de Michoacán entre Nocupétaro y Carácuaro, en una época ahí vivió el rey de los chichimecas de nombre Campicheran, en una época lejana en el Valle de Nocúpetaro y Nahuatlacas. Este señor tenía el carácter terrible y celoso por su hija única Marili que era muy bella y hermosa. Un día el rey asistiría a una junta con los mexicas y los aztecas y tenía miedo de dejar sola a la princesa y que se enamorara de uno que no sea digno de ella.

El rey acudió a su amigo “Satán” un diablo joven para que la cuidara y vigilara sus pertenencias. Satán cuido de la princesa mientras que el rey asistía a su compromiso, se fue tranquilo y confiado, dejó sus pertenencias con el diabólico espíritu. Al irse el rey la princesa le pidió al demonio que se casara con ella. “Por los celos de mi padre nunca he conocido a un joven y ahora que no está me siento enamorada de ti, pide permiso para que le cases conmigo”.

El joven demonio fue a pedir permiso

El demonio le puso piedras y lodo a todas las pertenencias del rey, que este le pidió que cuidara, y encima abrazo a la princesa y la puso y la acostó arriba de eso que enterró y le dijo, no te muevas yo aquí regreso. Cuando el diablo se fue, pidió permiso con su jefe, lo que recibió fue una tremenda golpiza, que un diablo no se le pude permitir un suegro como el rey Campicherán, lo encerraron para que el joven diablo no haga esa locura y nunca regresó por la princesa. Se cuenta, que la joven, las piedras y el lodo, se convirtieron en un cerro. La princesa sigue esperando a su amor para casarse y se convirtieron en la naturaleza. El rey cuando regresó se volvió loco, por no encontrar a su hija y se transformó en un ventarrón fuerte que rodea el cerro y sigue buscando a la princesa

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Publicaciones relacionadas

El amor dice que si, y que no el desamor

Doña Andrea Sandoval, apenas asomaba a los diecisiete, cuando su autoritario hermano don Humberto, la obligo a casarse con don Lorenzo Porreño. La doncella sumisa fue a la boda. No tuvo voluntad para enfrentar a su hermano que mandaba

La bruja Zárate convirtió en pavo a su amor

Tan poderosa, que regresaba la virginidad a las mujeres. Aserrí, una ciudad a 11 km. de San José, que administraba un español aristocrático muy guapo, que la doña Zárate cuando lo vio sintió un flechazo de amor y como ella era muy

El vampiro de la Rambla tiene magia de amor

Un longevo chupasangre harto de sus coterráneos que nada más hacían maldades, desfiguros, asesinatos, su actitud cambió y eso le valió que lo convirtieran en piedra, para que todos lo vean. Este Drácula se volvió bueno, como dicen,

Las pastoras se convirtieron en piedra

Leyenda de México. Las pastoras por faltar a una promesa al Señor de Chalma se convirtieron en roca. Son dos mujeres que asombró a los pobladores del lugar de Teloloapan Guerrero. Se cuenta, que cuando no había transporte la gente

Una bruja se convirtió en piedra

Leyenda de España. Se cuenta, que hace muchísimos años en la ciudad de Girona, vivía una mujer que todo el pueblo decía que era una bruja, se comentaba que ella volaba con su escoba por los aires pasando a ras por los techos de las

Mariana, vendía piedras brillantes

Leyenda de Argentina. Corría el siglo XVII en la zona del Pocito, cuenta la leyenda, que Mariana, una nativa Huarpe, era una mujer alta huesuda, de piel cobriza con cabello largo y negro, siempre andaba con un perro grande. Ella se

El Anillo de Diamantes en busca del amor

Esta leyenda es de principios del siglo XIX en París “cuidad del amor” se cuenta, que en este lugar se encuentra el "verdadero amor". Aquí se ha contado las verdaderas historias de enamoramiento. Dicen, que una abuela le regala su

La Piedra Solar enigma de Vikingos

Los vikingos navegaron miles de kilómetros hacía Groenlandia e Islandia, llegaron a América del Norte antes que Cristóbal Colón, tuvieron la aptitud de navegar sin brújula enormes distancias en condiciones nada favorables. Tenían

La Casa de Piedra de Hidalgo

La casa de piedra sirvió de guarida, que de un soldado español que llegó con Hernán Cortés y desertó cuando vio las matanzas que hacían con los indios no lo soportó y huyó del lugar tratando de esconderse llegando ahí. También

La Casa de Piedra de Rosarito

Se dice, que la Casa de Piedra Tuvo una época de esplendor, corría diario los vinos caros, mujeres hermosas, muchas fiestas que era un burdel, que aquí venían los de la mafia de lado americano y venían a esconderse de las autoridades