El Dorado la ciudad de oro

Se origina en el siglo XVI en Quito Ecuador. En el año 1530 Gonzalo Jiménez el conquistador, se topó con la tribu de los muíscas que habitaban en los Andes a la altura de Colombia, vieron que en sus ceremonias usaban mucho oro. Los europeos pensaron que los muíscas eran dueños de gran cantidad de ese metal tan apreciado, que empezaron a torturarlos para que digan donde lo obtenían.

Hasta hoy, hay expediciones para buscar la ciudad de oro

Leyenda. Los aborígenes les contaron leyendas viejas a los hombres blancos, que existía una región de el Dorado donde hay minas de oro, y hay una cueva donde entras y llegas a una ciudad donde hay edificios construidos con oro macizo.

Los conquistadores formaron expediciones para encontrar el Dorado nunca encontraron algo de oro y se fueron alejando y llegaron a Suramérica Francisco de Orellana por encontrarla descubrió el rio Amazonas 1541. Hasta la fecha hay expediciones para seguir buscando la ciudad de oro, el Dorado.

Los conquistadores tenían noticias que un rey se cubría con polvo de oro su cuerpo y relizaba ofrendas de ese metal en una laguna sagrada se sabe que el pueblo es Muíscas la laguna viene siendo Guatavita (Colombia) su existencia motivó muchas expediciones y eso se mantuvo vigente hasta el siglo XIX.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Finden Sie book of dead casino auf unserer Website

Publicaciones relacionadas

La tarántula de oro de Fray Alfonso

Fray Alfonso se decía que poseía poderes divinos hacía milagros a los moribundos, ayudaba a los pobres, además que era una persona muy caritativa y rara, en una de esas le dio una araña envuelta para empeñar a Eulalia que le fue a

Un tren cargado con oro nazi

La existencia de un tren cargado de oro que hipotéticamente desapareció en mayo de 1945. Leyenda de Varsovia.- En marcha la búsqueda en las vías férreas, los buscadores de tesoros sin dejarse atemorizar por muchos años de

Misterioso muñeco de oro.

Apareció en el cenote del rancho “Santa María” y cuatro trabajadores que lo tocaron se enfermaron uno ya falleció / El dueño lo llevó a su casa y cuando lo fue a ver ya no estaba. Cuatro jóvenes fueron contratados por el

El lagarto de oro su leyenda

Existe unas grutas cerca de una laguna que vive un lagarto de oro que cuando pasa algún animal cerca de su guarida los persigue, los que han intentado entrar a esa cueva escuchan ruidos muy extraños y salen corriendo por miedo. Se

Leyenda el toro de oro un misterio

Se cuenta; que en las cuevas Jatun Uchcu vive un indio que toca un instrumento, la "quena" mientras cuida un "toro de oro" que sale a pastar. Algunas personas que han tratado de entrar a las cuevas han visto un toro de oro amarrado

Leyenda del bosque de la ciudad

Mochicaui y su familia fueron cuidados por los dioses, los mandaron a vivir cerca de la laguna, cuenta la leyenda, que vivieron muchos años y cuando murieron fueron enterrados en ese lugar, ahí acudían muchos venados a tomar agua.

La ciudad sumergida, un lugar de excesos

Leyenda Celta. Es una de las más antiguas, autentica herencia celta. La ciudad de Kers- Ys de origen celta narra la leyenda de una ciudad sumergida en las gélidas aguas del mar del norte. Se dice de la ciudad más bella que jamás

Templo de San Cayetano en el suelo oro y plata

Leyenda de México. Tapizó el suelo de oro y plata desde su casa hasta el templo. El descubrimiento de yacimientos de plata dio origen a ostentosas fortunas que la Corona Española con tal de aumentar sus ingresos continuaba con la

El arco iris (la olla de oro)

Leyenda. El arco iris es un fenómeno sorprendente, que en las antiguas civilizaciones se cuentan que; los Indues, creían que el arco iris era la reverencia de Indra, su dios del fuego y el trueno. Los Incas decían que kuichí o el arco

Oro en una ruina maya — Los Aluxes del maizal

ORO EN UNA RUINA MAYA.- Que en un poblado llamado Pantera, en montes de la selva del estado de Quintana Roo, un campesino, don Cleofas, un hombre de edad avanzada, todos los días muy temprano camina mucho muy adentro del monte a leñar;