El Huay Cot lideraba a muchas palomas 04 jun 2018

Leyenda maya. Esta casona de 1825 está en Yaxcaba, su dueño Claudio Padilla, era un español inmensamente rico que tenía veinte esclavas que atendían su tienda que le vendía a todo el estado de Yucatán. Compraba mercancía hasta de Belice. Tenía muchos empleados uno de ellos se casó y tuvo un hijo y este chamaco empezó a practicar la brujería y magia negra.

Dicen, que los que lo veían, en el parque se convertía en un enorme y fuerte pájaro como un halcón; sentía mucha ternura por los niños; cuando veía que un guardia español maltrataba algún niño que jugaba en el parque, después convertido en pájaro agarraba con sus garras al guardia y lo llevaba por los aires y lo destazaba, luego el hombre aparecía muerto tirado por el monte.

Que tiene que ver la casa con el Huay Cot

El Huay Cot era hijo de un empleado del español, el joven brujo, veía que para surtir la tienda, mandaba cientos de mulas por caminos pedregosos para que carguen lo que compraban y esto tardaba muchas semanas y le ofreció al dueño, que si le pagaba buen dinero, él se convertiría e iría volando y traería la mercancía y le ahorraba tiempo y gastos. El dueño pensó que solo lo quería estafar y le dijo que no, que no creía que se pudiera convertir en nada, “pero si quieres traer la mercadería hazlo y te pago hasta que la vea en la bodega”.

El Huay Cot pensó en robar la mercancía y cuando le dieran el dinero, se lo llevaba al que se lo había robado.

En la noche se fue volando y dejó todos los artículos en el patio de la tienda, cuando el dueño salió le dio gusto y le pagó al brujo y le hizo nuevo pedido.

La ambición le ganó al Huay Cot, siguió robando en otros pueblos y se quedaba con el dinero de la mercancía, así pasó el tiempo y los dueños de otros negocios ya estaban hartos de tanto robo inexplicable de que eran victimas, hasta que descubrieron que era un brujo y lo dejaron ir por miedo.

Se cuenta, dos versiones

Una, que los comerciantes llegaron a un acuerdo con el brujo que así como llevaba artículos, que les llevara ganado, etc., para que mejore su situación económica. Otros dicen, que los comerciantes mataron al brujo, porque de momento desapareció el Huay Cot. La casa es de estilo morisco que conserva su estructura original, fue edificada hace 200 años y fungió como una gran tienda que surtía a todo el Sureste en su época, en su interior todavía tiene, maquinas antiguas, un horno de pan y un enorme palomar donde alcanzan más de 100 palomas, Cuenta la leyenda que cuando el Huay Cot volaba a tras de él cientos de palomas iban con él, que las lideraba para traer las mercancía. Mas atrás están muchos baños, donde las doncellas eran bañadas y perfumadas a diario para que atiendan a los mercaderes que venían por muchos artículos, para revender, también están los cuartos donde daban alojamientos a los arrieros y los corrales donde descansaban las mulas. Está cerca del palacio municipal, a ochenta metros hay un cenote que hay un pasadizo subterráneo que llega a la casa y sirvió como guarida cuando se desató la guerra.

YY ya

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece apto, digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Escribe tu comentario

Publicaciones relacionadas

El Huay Tamán Leyenda Maya

Los campesinos entraron a la casa de los hechiceros y le pusieron mucha cal alrededor de cuello de las cabezas colgadas. Se cuenta, que en los tiempos antiguos habían brujos capaces de transformarse en animales. Cuando llegaba la noche se

El Huay Wakax en el refugio chiclero

En las selvas de Yucatán y Quintana Roo hace muchos años la gente trabajaba en la cosecha del chicle, tenían que caminar como 20 a 30 leguas donde se encontraban los grandes árboles de Zapote, extraían la resina para las gomas de