El Huay Wakax en el refugio chiclero 26 abr 2017

En las selvas de Yucatán y Quintana Roo hace muchos años la gente trabajaba en la cosecha del chicle, tenían que caminar como 20 a 30 leguas donde se encontraban los grandes árboles de Zapote, extraían la resina para las gomas de mascar. Todas las noches la enorme bestia golpeaba la puerta, el astado era bravo y fuerte.

Leyenda maya. Don Honorio, un viejo trabajador contó una vivencia que pasó en esos lugares, el huay Wakax o Huay toro. Cuando muchos trabajadores y cocineras llegaron al campamento, todo era normal ese día y noche. A la noche siguiente un grandísimo animal golpeaba la puerta del jacal este estaba hecho de bajareques y techo de paja, no durmieron toda la noche por el ruido y el miedo.

Se arreglaron para matar al animal, consiguieron un nido de “holoch” zarigüeya, tarro de venado y unas herramientas y metales hicieron municiones, era para acabar con el animal más terrorífico y desconocido, más si era un brujo que se convertía en una bestia.

Prepararon varios x-canchées

Para espiar el enorme toro que todas las noches los provocaba, como 20 gentes se dividieron en grupos en distintos lados para esperarlo y empezar la cacería, otros diez hombres se quedaron a cuidar a la cocineras. Don Honorio dijo, que al llegar la noche el toro llegó y le dispararon y quedó mal herido.

No muy lejos del refugio, estaba la casa de un anciano que era el brujo que todas las noches se convertía en Huay Wakax para asustar a los chicleros, claro que no se esperaba ser baleado y tuvo su trágico final.

Todos los Huayes están dedicados a la brujería, hacen un culto para convertirse en un animal de su preferencia.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece apto, digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Escribe tu comentario

Publicaciones relacionadas

El Huay Tamán Leyenda Maya

Los campesinos entraron a la casa de los hechiceros y le pusieron mucha cal alrededor de cuello de las cabezas colgadas. Se cuenta, que en los tiempos antiguos habían brujos capaces de transformarse en animales. Cuando llegaba la noche se

El Huay Toro Leyenda Maya

En Yhotolin en sus montes salía de repente una bestia enorme bramando, furioso, espantando a los ejidatarios. Un campesino llamado Mateo llegó a vivir a este pueblo así como él otros vivían casi en el monte no muy cerca del poblado, en