El Mesón de Jovito, está embrujado 17 oct 2017

Una edificación hecha en el año 1700 en el centro de Zacatecas, originalmente, albergaba a proveedores que pagaban con semillas como trueque, para pasar la noche, junto con sus animales que llegaban para intercambiarlos o venderlos. Ahora es un hotel de lujo que se cuenta, que la habitación 107, es donde hay muchas manifestaciones y la hora que empieza lo bueno es a las 4 AM.

Leyenda de Zacatecas. Fue hecha en 1700 por un muchacho llamado Jovito, este joven era muy pobre y se atrevió a enamorarse de una chica muy rica, hija de un hacendado, a escondidas se casan y la muchacha se embaraza, cuando los padres lo supieron, se la llevan a Europa. Jovito se queda solo y se vuelve minero, tiene tanta suerte que encuentra una veta de oro y se vuelve muy rico. Compra el terreno y empieza a construir la casa para ir por su mujer y su hijo, termina la casona y mientras les da asilo a muchas personas pobres. Se cuenta; que tarda Jovito fuera de México que no encuentra a su mujer y a su hijo, cuando regresa, ya era una persona mayor, vuelve solo, cuando se presenta en la casa todos los niños del patio lo llamaban “abuelito”, así les dijeron a los niños, que le diga, porque a ellos los protegió, cuando lo necesitaban, fue un hombre bueno. En su honor a Don Jovito le hicieron una escultura de cantera rosa, a la construcción llegaban mineros y fóraneos, en busca de oro, se cuenta, que hasta ahora rondan el lugar. Todas las habitaciones de la casa sus ventanas dan al patio.

La casa después sirvió a los abarroteros, que pagaban una moneda para pernoctar, otros guardaban sus semillas (ahora es el restaurant el Trueque)  en ese lugar era el trueque de los productos y animales en aquel entonces, era el patio del mercado de los pobres.

En ese lugar descansaban, burros caballos y cochinos

A los comerciantes también se les rentaba ropa, estas personas cuando llegaban traían ropas muy humildes, las rentaban para ir a la ciudad.

Hay otra versión. En los años 40, la casa se divide en dos partes, la primera fue preparada para que vivan personas pobres y la otra para gente rica. Se dice; que todo el lugar esta embrujado, lleno de espíritus, especialmente la habitación 107, Este Señor Jovito, fue el conserje que trabajó y vivió muchos años, allí donde es el 107. Aseguran que hasta ahora, que la TV, sola se prende y apaga, las ventanas todas las noches se abren de golpe, los inquilinos del hotel cuando llegan es el cuarto más solicitado, para comprobar este fenómeno. Quienes se hospedan en el hotel, escuchan niños jugando en el patio, sienten que alguien los observa o que están parados detrás de ellos. La

Hora fuerte de las manifestaciones son a las cuatro de la mañana.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece apto, digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Escribe tu comentario