La Casa Negra un sitio embrujado 03 nov 2017

Un sitio oscuro y considerada una de las casas más embrujadas de la ciudad, no se ha podido ser restaurada por la gran cantidad de fenómenos paranormales, que ha hecho que los trabajadores se vayan corriendo aterrados. En las afueras hay puestos de comida y la gente dice que a partir de las 10 P.M., se empieza a escuchar gritos pidiendo ayuda, los azotes de puertas y ventanas.

Leyenda de México. La casa negra de la colonia Roma, 191 de Álvaro Obregón, de estilo porfiriano, es uno de los sitios más desafortunados de la ciudad. Esta vivienda sirvió como refugio para infectados con tifoidea por el año 1935, era una enfermedad demonizada y se le tomo como castigo. Una noche los vecinos del rumbo se reunieron y le prendieron fuego a la casa, pero antes cerraron bien para que nadie escape, la estructura de la casona aguantó pero todos los pacientes, médicos y enfermeras murieron quemados o asfixiados.

La casa después de unos años se le vendió a un señor Mondragón, con su familia la ocupó, eran cinco integrantes, no se sabe que pasó, ni las autoridades lo pudieron resolver, al mes de ocuparla los tres niños y los padres amanecieron muertos.

Eso condenó a la casa a una maldición

La casa quedo intestada, la propiedad es del gobierno, nadie la ha podido ocupar ni como vivienda, ni como oficina, salen corriendo de terror, ahora esta abandonada. Hasta las personas indigentes la quisieron ocupar como refugio, tampoco aguantaron ninguna noche, fueron sacados a la fuerza a empujones por unas manos invisibles, primero empezaron a escuchar rechinidos de puertas que se abren y después los aporreones de estas, enseguida los gritos, voces muy claras, y llantos de ayuda y después los sacaron. Se dice, que en el interior hay fuerzas sobrenaturales que rechazan a las personas.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece apto, digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Escribe tu comentario

Publicaciones relacionadas

Seres Sombra o Masa Negra

Se presentan en la noche y mucha gente ha tenido un encuentro con ellos, como su nombre, entes que se visualizan como siluetas humanas obscuras, no se percibe rasgos, no tiene ojos, boca, ni nariz, en pocas ocasiones se ha dicho que tienen

Los ahorcados de la casa maldita

El árbol fue cortado, el sacerdote rezó, le echó agua bendita y exorcizó el lugar. Cerca del centro había una casa, que las personas decían, que estaba embrujada, mucho tiempo estuvo vacía, hasta que la tiraron, construyeron unos

La Casa de Piedra de Hidalgo

La casa de piedra sirvió de guarida, que de un soldado español que llegó con Hernán Cortés y desertó cuando vio las matanzas que hacían con los indios no lo soportó y huyó del lugar tratando de esconderse llegando ahí. También

La Casa de Piedra de Rosarito

Se dice, que la Casa de Piedra Tuvo una época de esplendor, corría diario los vinos caros, mujeres hermosas, muchas fiestas que era un burdel, que aquí venían los de la mafia de lado americano y venían a esconderse de las autoridades

La leyenda de La Casa de Don Bartolo

En esta casa se veía espectros y fantasmas, el dueño hizo un contrato con el demonio a cambio de placeres y fortuna, este se lo dio por su alma, cuando llegó el momento del vencimiento del plazo en todo el vecindario se escucho un

La Casa de la Marquesa hecha por amor

El Marques Villa del Villar del Águila se enamora locamente de una muchacha hermosa que decide irse al convento, ella rechaza su suplica de amor, pero le pide un regalo y él le da gusto a su amada. Se cuenta, que esta joven, era

La casa de la tía toña.

Se cuenta, que el fantasma tiene actitud hostil, cualquiera que algún despistado se acerque a la casa le tira piedras, se oyen risas de niños y gritos de mujeres, ven por alguna ventana la cara de una mujer mal encarada. La casa cerca

La casa del bosque que guarda horrores

Se cuenta, que si te atreves a entrar en la casa y ves los horrores que hicieron ahí, puedes quedar con tu salud mental atrofiada. En esta lugar no hay fantasmas pero si ves las fotos que están en este lugar pierdes la cabeza, fueron

La leyenda de la mano negra.

Con un dedo de la mano le apuntaba un lugar específico de la pared de la celda del sacerdote y este lo ignoraba, no le importaba ningún tesoro. El cura era una persona de buenos sentimientos. El cura Marocho era una celebridad. Vio una