Los Plata leyenda de Aguascalientes

En la ciudad vivía una familia que llamaba la atención de los habitantes, no por actividades extrañas, si no el estilo de vida que llevaban, eran los Santoyo que habían heredado el oficio de panaderos y les permitía vivir bastante bien, los 4 hermanos vivían en una gran casa que la calle ahora es la Manuel Ponce.

Leyenda de Aguascalientes. Dionisio, Cayetana, José y Petronila, eran sus nombres, a pesar de ser adultos seguían solteros, esto intrigaba a sus vecinos, no se les conocía alguna diversión, solamente trabajaban, dedicados al pan y a la venta, siempre metidos los 4 en la panadería. Su especialidad consistía en "cemitas de fiambre" para "los 15 y sus armadas" así se decían.

Desde el amanecer se percibía "el sagrado olor del pan". Las personas hacían cola para comprar, José era el encargado de llevar a sus clientes al domicilio.

Ya poseían muchas ganancias, pero se negaban a gastar su dinero.
No mal botaban su fortuna con el pretexto que juntaban para su vejez, los 4 eran los mejores panaderos de la región, se les veía en la plaza, iglesia, o sentados en el parque pero siempre juntos, si alguno de ellos enfermaba nadie salía a la calle, en su casa estaban preparados para esta eventualidad tenían comida almacenada. Ellas vestían con ropas elegantes con altas peinetas con incrustaciones de concha y plata así atendían a sus clientes y los varones igual, impecables con botonadura de plata.

Eran personas amables con todas las que se acercaban a ellos, no entablaban conversaciones tipo personal, hablaban del barrio o que bueno está el pan. No tenían amigos, ni iban a fiestas eran unos hermanos herméticos.

Pasaron los años y los Santoyo ya eran ancianos

Los rumores empezaron a correr, que a donde iba parar el dinero que habían hecho. De improvisto llegó una mujer chismosa con la intención de saber que secreto guardaban dentro de su casa, se cuenta; "que entro hasta el cuarto donde guardaban sus billetes y vio muchos objetos de plata". Cayetana se molestó con la metiche y la sacó a empujones, Petronila enseguida puso una sabana encima del dinero, que estaba en cama y apurada le puso llave a la puerta, después de esto la gente les empezó a decir "Los Plata".

Los hermanos preocupados idearon como resguardar su dinero, antes de que un mentecato entrara a robarles, decidieron enterrar todo en el jardín del patio de su casa, en la noche cavaron cerca del árbol de granada, ahí en un baúl de metal toda su fortuna, a la mañana siguiente a los 4 se les vio tomando el té en ese lugar, se convirtió en el sitio favorito de ellos.

A unos cuantos meses Cayetana falleció de pulmonía, pero antes, les suplicó a sus hermanos cuidar el dinero, les pidió no derrocharlo en cosas que no valía la pena. Los hermanos no paraban de trabajar aunque estaban de luto, hacer y vender pan.

Muy ancianos, vivían con el temor que alguien les robara su tesoro

Entonces fingieron que habían caído en la miseria, la gente si les creyó, que no eran ricos eran chismes de aquella mujer. Con el tiempo murieron José y Petronila; Dionisia olvidándose la gran preocupación de sus hermanos se fue a vivir con un párroco que era su sobrino , debido a su edad avanzada no podía estar sola en casa, ella falleció de tristeza y soledad.

La leyenda cuenta; que la Casa de los Plata, el sacerdote vendió la casa y los nuevos dueños, contaban; que alrededor del árbol veían unos ancianos hablando y riendo. Alguién les dijo que seguramente había dinero enterrado, ellos no dijeron nada y se les vio que monetariamente prosperaron dejaron el barrio se fueron a vivir a otro lado. Los Santoyo crearon una gran fortuna para personas que no les costó ningún esfuerzo obtenerlo.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Смотрите описание iq optio здесь.

Publicaciones relacionadas

Juan Chávez leyenda de Aguascalientes

Juan Chávez, tenía sobre nombres, “Ídolo de las Beatas” o Rojas de los Mochos famoso ladrón de caminos. El emperador Maximiliano le obsequia una espada como reconocimiento de su valentía, no tuvo estudios pero poseía una

La Cascada de la Novia. El rio la recuerda

Leyenda de Costa Rica. Para festejar una boda, un grupo de amigos fueron hasta el Valle de Orosi, un lugar muy hermoso, al llegar ahí se hizo la gran fiesta, bailaron, tomaron y cantaron. La cascada de la novia está cerca de Paraíso,

La dama viajera, del callejón de Santa Inés

Corría los años 1789. La dama sostuvo con las manos la compuerta para que no abriera y entrara el agua de la laguna y se inundara el lugar. la señora distinguida con ropa negra y aplicaciones de plata era seguida por un indigena por

Leyenda del Alto Rey y el aceite de la cueva

Leyenda de España. Tres hermanos envidiosos y el aceite de la cueva. En el Sistema Central situada en la sierra al nornoroeste de la provincia de Guadalajara, su cima es sucesión de chicos repechos enfilados a lo largo de 3. 5 km,

¡Mande! ¿Por qué lo decimos?

La palabra “mande” era una condición impuesta en el lenguaje de los indios conquistados y esto desgraciadamente lo seguimos arrastrando, son secuelas de la conquista. En el siglo XVI empieza la palabra “Comándeme”. La manera

Leyenda de las Velas del Jubileo

Sucedió en la antigua Catedral en la Plaza Mayor. En la angosta y pobre Catedral de México, por ser pequeña no mereció alabanzas. Se levantaba en la Plaza Mayor y la menor, que las dos, después se llamó Placeta de Marqués y frente a

Leyenda del rezo del Ave María

¿A quién se le ocurrió repetír tantas, tantas veces este rezo? ¿Cuál es el meollo de asunto?, ahora que sepan la historia sabrán a que nos referimos. Les voy a dar un adelanto; por cada Ave María es una hermosa rosa que aparecía

La Llorona. Dicen que es la Malinche

Leyenda de México. Quien, era el más arriesgado, el valiente que fuera, se atreviese a salir a la calle pasando las diez de la noche?. Sonaba el toque de queda en la Catedral y todos los ciudadanos de México echaban cerrojos, candados,

Mamlambo, el succiona cerebros

Leyenda del Sur de África. Se cuenta, que vive en el rio cerca del Monte Mzinlava en el Sur de África conocido como “el tonto de cerebros”, se ha dicho que ha matado a varias personas que han cruzado el rio. Los pobladores de por

La Laguna de los Muertos leyenda

Era una laguna con el tiempo se secó, habían dos o tres casas después hicieron más casas al construirlas descubrieron muchos cadáveres todavía con ropas y pelo. Los vecinos cuentan que han visto personas extrañas, espectros en las