La Calle del Niño Perdido

Leyenda de México, en el año 1659 llegó de Castilla a la nueva España, Enrique de Verona un escultor muy reconocido, venía contratado para hacer el altar de la Catedral de México; este artista dejó un compromiso amoroso en Cádiz, esta novia suspiraba por su regreso. Don Enrique de Verona era un mujeriego, tuvo muchas aventuras amorosas en México.

Ya concluido el trabajo encomendado y con muy buena paga, empezó a preparar su regreso a España, pero una mañana en la calle vió a una joven que se le cayó el pañuelo, antes de que ella se inclinara a recogerlo él corrió, lo levantó y se lo dió con mucha cortesía, al verse de frente ambos se enamoraron, fue un amor a primera vista.

El escultor atrasó su regreso con el pretexto de que tenía que acomodar con alguien el gato que le hacía compañía mientras vivía en México, eso le dijo, "a su novia de compromiso", pero nada, mantenía amores prohibidos con la muchacha de la que se había enamorado, su nombre Estela de Fuensalida ésta era la novia de un de un hombre maduro, don Tristán de Valladares del cual éste sentía mucha pasión por ella y ya tenían fecha de matrimonio.

La joven que esperaba a Verona, él nunca regresó a España

El vejete tampoco se casó con el amor de su vida, don Enrique y Estela se casarón, don Tristán de Valladares solo pensaba como vengarse de la burla y la humillación de que fue objeto.

Pasó el tiempo, el matrimonio tuvo un hijo; a finales de Diciembre 1665 llegó don Tristán sigilosamente entró por la barda de atrás e incendió la casa de ellos, mucha gente los ayudaba apagar el fuego; dentro de la casa en llamas los padres buscaban al niño y no lo encontraban, sentían desolación por no verlo, por poco mueren abrasados; en un momento en que los dos ya estaban en la calle fuera del fuego tenían la esperanza de que el niño estuviera a salvo, fue inútil ni vivo ni muerto.

El vejete Tristán guardaba al niño

Estela estaba como loca, iba y venía por las calles mientras la casa en ruinas estaba echando humo, ella gritaba;¡ Madre mía, devuélveme a mi niño perdido¡, en ese momento, no lejos vió a don Tristán que debajo de su capa tenía un bulto escondido, corrió hacía él y se le abalanzó, el criminal tenía al niño, ella, Verona y otros se precipitaron a quitarle al niño.

se cuenta; la gente que vio llorar a Estela por su hijo desde entonces que desde aquella época esa calle los vecinos le llamaban la calle Del Niño Perdido.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

https://graniteempirechattanooga.com bathroom granite vanity tops.

Publicaciones relacionadas

Dudugera (el niño- pierna) mitología Papu

Oceanía. Una mañana, una hermosa mujer estaba junto al mar, sentada en una roca, vió un pez que nadaba cerca de ella, como que se exhibía en el oleaje, se metió ella al mar y empezó a jugar con él mientras que se untaba a sus

Leyenda el niño del cántaro

Los ciudadanos juraron denunciar a los herejes, en esa época tenían que cuidarse, hasta como hablaban. En un barrio de la ciudad, un niño de buenos sentimientos llevaba agua a unos trabajadores de la calle. Se corrió el rumor que esta

La calle del Ángel (isabel la católica)

Leyenda de México. Se dice que se vio una estela de luz resplandeciendo el cielo y el aleteo de un ángel; muchos creyentes se deslumbraron de aquel milagro de caridad. La calle del Ángel es ahora Isabel la Católica. Era el siglo XVI, la

Calle de la Quemada (5a.calle de Jesús María)

Una hermosa joven de buen corazón, ayudaba mucho a los necesitados y enfermos, era de las que se desprendía de sus cosas, para que otros se ayuden, se enamoró de don Martín y él estaba loco de amor por ella, este sujeto no permitía

Calle del Esclavo (regresó a vengarse)

Leyenda de México, Calle del esclavo es la 2da. esquina de República de Chile. Son dos leyendas, una se cuenta, que la casa número 3 vivió un esclavo de conducta ejemplar, la otra, el personaje del esclavo, fue un negro de conducta

La calle del truco (apostó a su mujer)

Leyenda de Guanajuato. Las personas que viven en esa calle aseguran que todas las noches pasa la sombra de un hombre vestido a la usanza andaluza, con sombrero de ala ancha, con larga capa y se deja ver solo sus ojos con rostro

La Calle del Manco (le da la mano amputada el día de la boda)

Leyenda de México. En el siglo XVIII un capitán de nombre Diego Ginés fue el protagonista de esta leyenda. Era un déspota, arrogante, temerario y un don Juan, llevaba una vida sin límites en cuestión de amores, se arriesgaba en

La Calle de la Joya (una esposa adúltera)

No entendía porque su mujer se enredó con ese esperpento.- Leyenda de México. Se cuenta que por al final del siglo XVIII en los años 1794, un comerciante de España de nombre Alonso Fernández de Bobadilla vivía en una lujosa

Callejón del muerto (se le olvidó su promesa)

Leyenda de Mexico. Llegan al nuevo mundo para enriquecerse y Don Tristán le hizo una promesa la Virgen de Guadalupe y se le olvidó. Se dice, que por el año 1608, en la nueva España llegaban comerciantes y aventureros, venían al

Calle de la Machincuepa (pudo más la riqueza que el ridículo)

Leyenda de México. Se cuenta que por el año 1714, llegó a la nueva España, un hombre de la nobleza, septuagenario don Mendo de Quiroga, Marqués de Valle Salado con muchos honores lo recibió el Virrey y todos de la corte lo