Calle de la Machincuepa (pudo más la riqueza que el ridículo)

Leyenda de México. Se cuenta que por el año 1714, llegó a la nueva España, un hombre de la nobleza, septuagenario don Mendo de Quiroga, Marqués de Valle Salado con muchos honores lo recibió el Virrey y todos de la corte lo adulaban por que era muy rico. Este marqués estaba muy enfermo tenía “gota” lo que era motivo de muchos dolores, siempre se sentía mal y eso amargaba su carácter.

Era violento, siempre estaba de los mil diablos. Don Mendo tenía un hermano en España, le llegó la noticia que había fallecido repentinamente, dejando en orfandad a una hija, sin que nadie la auxiliara, una muchacha muy hermosa y la rondaban con fines poco honestos.

Don Mendo se enteró y enseguida mandó por ella a una persona de su confianza a España para que la trajera, a la Nueva España a su sobrina doña Paz de Quiroga.

La sobrina del achacoso marqués era muy hermosa

Ojos negros, cabello como la noche y un cuerpo perfecto, todo lo reunía aquella mujer excepcional, era una mujer peligrosa, con carácter violento, muy orgullosa, desde que vio a su señor tío, lo odió por completo, deseando que dios se lo llevara cuanto antes, nunca tuvo una palabra amable para él, nunca tuvo ninguna atención para sus dolores, ni la menor caricia de sobrina agradecida.

El anciano olía muy feo por sus enfermedades y las medicinas que tomaba, cuando él la llamaba ella olía sales o se tapaba la nariz descaradamente; don Mendo de Quiroga sabía que su sobrina deseaba su muerte cuanto antes. El marques murió y para que no hablara la gente, doña Paz hecho muchas lagrimas, aunque sabían lo mal que lo trataba.

Doña Paz sabía que en el testamento era la heredera universal, su orgullo y su soberbia hizo que ahuyentara de su lado a muchas personas, llegó el día que el notario leería el testamento, y dijo; en efecto, es la heredera universal del Marqués de Valle Salado, ¿si?-contestó ella, me lo imaginaba, era muy cariñoso mi tío siento mucho que se haya ido.

Cuando oyó la clausula se desmayó

Cuenta la leyenda, que el notario empezó a leer el testamento ante la expectación de las personas citadas para escuchar y que se cumpliera los deseos del Marqués de Valle Salado. “Dejo a mi sobrina Paz toda mi fortuna mis casas y dinero a condición que pague todo lo mal que se portó conmigo, pues de otro modo la herencia pasará íntegro a la Orden de San Francisco y a la de Mercedarios.

Mi sobrina Paz en coche descubierto atravesará las calles de plateros y en el centro de la Plaza Mayor, sobre un tablado muy alto para que lo vieran toda la gente y habiéndolo anunciado previamente. La cita era al medio día y una machincuepa( voltereta o maroma) durante diez días, de lo contrario mi herencia irá a las Ordenes de mi devoción", firmado, “El Marqués de Valle Salado”. Cuando oyó la clausula doña Paz de Quiroga se desmayó, retirándose las personas que fueron a oír la lectura.

Pudo mas la ambición de la riquezas que el ridículo

Ante millares de personas en la Plaza Mayor México un lujoso carruaje jalado por briosos caballos llevaba a la bella dama, fue a cumplir lo prescrito del testamento, al tratar de dar la voltereta se le desgarro el vestido, se despeinó tirando al suelo la peineta que sujetaba la cabellera, un círculo con ligereza con sus diminutos pies, y echo aquella maroma que le valía 3 millones de pesos, se escuchó muchas carcajadas y muchos aplausos del populacho.

Ella entró en su coche y partió veloz para el palacio de su difunto tío, nadie la visitó después, al verse sola se fue a vivir a España, la leyenda dice que la calle de la casa del Marqués le llamaban la calle de la” Machincuepa” y está en el barrio de la Merced

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Spielen Sie book of dead casino auf dieser Seite

Publicaciones relacionadas

La calle del Ángel (isabel la católica)

Leyenda de México. Se dice que se vio una estela de luz resplandeciendo el cielo y el aleteo de un ángel; muchos creyentes se deslumbraron de aquel milagro de caridad. La calle del Ángel es ahora Isabel la Católica. Era el siglo XVI, la

Calle de la quemada (5a.calle de jesús maría)

Una hermosa joven de buen corazón, ayudaba mucho a los necesitados y enfermos, era de las que se desprendía de sus cosas, para que otros se ayuden, se enamoró de don Martín y él estaba loco de amor por ella, este sujeto no permitía

Calle del Esclavo (regresó a vengarse)

Leyenda de México, Calle del esclavo es la 2da. esquina de República de Chile. Son dos leyendas, una se cuenta, que la casa número 3 vivió un esclavo de conducta ejemplar, la otra, el personaje del esclavo, fue un negro de conducta

La calle del truco (apostó a su mujer)

Leyenda de Guanajuato. Las personas que viven en esa calle aseguran que todas las noches pasa la sombra de un hombre vestido a la usanza andaluza, con sombrero de ala ancha, con larga capa y se deja ver solo sus ojos con rostro

La Calle del Manco (le da la mano amputada el día de la boda)

Leyenda de México. En el siglo XVIII un capitán de nombre Diego Ginés fue el protagonista de esta leyenda. Era un déspota, arrogante, temerario y un don Juan, llevaba una vida sin límites en cuestión de amores, se arriesgaba en

La calle del niÑo perdido

Leyenda de México, en el año 1659 llegó de Castilla a la nueva España, Enrique de Verona un escultor muy reconocido, venía contratado para hacer el altar de la Catedral de México; este artista dejó un compromiso amoroso en Cádiz,

La Calle de la Joya (una esposa adúltera)

No entendía porque su mujer se enredó con ese esperpento.- Leyenda de México. Se cuenta que por al final del siglo XVIII en los años 1794, un comerciante de España de nombre Alonso Fernández de Bobadilla vivía en una lujosa

Callejón del muerto (se le olvidó su promesa)

Leyenda de Mexico. Llegan al nuevo mundo para enriquecerse y Don Tristán le hizo una promesa la Virgen de Guadalupe y se le olvidó. Se dice, que por el año 1608, en la nueva España llegaban comerciantes y aventureros, venían al

Calle de la Cruz Verde (fue aceptación de boda)

Leyenda de México. En la época de los virreyes, la entrada de México se llenaba de gente las calles y avenidas, por el día en que llegaba la comitiva que los monarcas hispanos enviaban. Era el cortejo de nobles y caballeros que

Calle Y Colegio de Porta-Coeli

Era el año 1526, cuando llegaron los Dominicos a la Nueva España quisieron fundar su orden religiosa, su convento e iglesia, no lo pudieron hacer hasta que el gobernador Alonso de Estrada, les dio unos terrenos y ahí levantaron el