El fantasma del convento de la Merced 08 jul 2018

Leyenda de Guanajuato.  Un pintor famoso de nombre Gerardo Murillo alias el Doctor Atl, en ocasiones caminaba por varias zonas del exconvento, buscaba iluminación para sus pinturas. Una tarde el pintor vio que el coronel y su ayudante llegaron de forma abrupta mientras discutían, caminaban rápido y el asistente se paró de golpe, viendo hacía el arco, después el Coronel lo veía también y comenzó a echar balas, el eco del recinto llamó la atención del pintor Murillo. Desde el lugar donde estaba, él no veía nada a lo que disparaba, pero el se tiro al suelo, el Coronel gastó todas sus balas.

Tomó tiempo para cargar de nuevo su arma, las balas se le caía pues estaba muy nervioso, sin apartar la vista a algo. Mirando con terror como si se acercara alguien, sus ojos se hincharon en el momento en que flotó en el aire, como si alguien le apretara el cuello y lo levantara del piso, tras la mirada escéptica de su ayudante y el pintor que lo veía desde lejos.

Suspendido a mitad del patio estaba el Coronel a más de medio metro de altura, pataleaba, como que quería liberarse de una fuerza que lo tenía agarrado, le quitaba el aire, asfixiándolo. El militar no pudo soltarse a pesar de su esfuerzo, su cuerpo cayó desvanecido.

Murillo, corrió ayudarlo cuando estaba junto al cuerpo, vio que el Coronel estaba muerto con una mirada de terror.

El fantasma lo levantó en vilo

Llegó el comisario porque escuchó los balazos, el pintor junto al portero y su esposa contando lo que vio, lo volvió a contar a los de la ley, ( no lo creyeron) y todos fueron acusados de asesinato. Se interrogó al portero y dijo que el Coronel quería acabar con el fantasma, el pintor en su declaración fue el primer sospechoso. El médico de guardia creía un poco del relato, comparó las huellas que dejo el cuello del Coronel con las manos de todos, las marcas superaban el tamaño era el doble de ellos.

El asistente del Coronel estaba hospitalizado por el susto. Este fue a declarar, se le veía el miedo en los ojos y dijo; El coronel y yo regresábamos de nuestro trabajo, cuando pasamos por el patio y en uno de los arcos, se levantó del suelo una sombra negra, que el miedo no me dejó moverme, y el Coronel cuando vio que se dirigía a nosotros, empezó a dispararle hasta que se le acabaron las balas, el espectro desapareció y apareció junto al Coronel lo agarró del cuello, ahorcándolo con manos grandes y caí desmayado, aquello parecía el fantasma de un fraile, pero lucía horrible; mientras lo describía se desmayó otra vez.

El comisario retiro los cargos, pues no podía condenar a un fantasma por el crimen. La leyenda cuenta que esto pasó en el exconvento de la Merced en Guanajuato y todavía se ve el fantasma andando por los pasillos.

Yyy ya

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece apto, digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Escribe tu comentario

Publicaciones relacionadas

El fantasma de la Casa Carranza

Leyenda de México. Es la casa donde vivió por años el héroe revolucionario Don Venustiano Carranza con su esposa. Y con el tiempo se transformó en residencias  de importantes gentes. Presencias insondables que aparecen y desaparecen

El Palacio de Linares y su fantasma

Leyenda de Madrid. Una historia de amor y miedo más famosa de España. El palacio de Linares o Casa América, está escoltado por la diosa Cibeles en el mero centro de la ciudad, pero es uno de los más lúgubres. Desde que entras

La Calle del Fantasma del barrio de la Candelaria

Un lugar emblemático del barrio, una vía que eluden muchos vecinos. En la época de la Colonia, el regidor comisionó a un ingeniero de nombre Alex Mogollón que empedrase la calle, tenía que entregar el trabajo en seis meses y seis

Monchito, el fantasma del terremoto del 85

Monchito es el niño que quedó atrapado en los escombros cuando cayó el edificio donde estaba, los militares gritaban, un golpe si eres adulto golpea dos veces si eres niño. El golpeaba dos veces para decir aquí estoy, lo escuchaban

Un duende y un perro en el Convento de Santo Domingo

Estos sucesos pasó en la iglesia del Convento de Santo Domingo, que le dio nombre a la plaza. El fraile que atiende el templo era Fray Hernando de Ojeda, modelo de austeridad y sencillez. Repasa un abultado cartapacio de hojas de papel

Leyenda de la calle de la Merced

Un fraile  por sus virtudes y vida santa era ejemplo para los novicios,  en la pintura era venerado, de repente con terror vieron como abría la boca de la pintura De Fray Leonardo, y dijo, “no me alaben más, soy un embustero”. Ese

La leyenda de la niña fantasma de Muna

Una criatura de ocho años muere trágicamente, ya hace más de 10 años y todavía no descansa, aparece su espíritu se ve caminando por el acotamiento de la carretera con un camisón azul, ojos blancos espectrales, por ratos dicen que

El fantasma del jardín de San Marcos

Don Felipe llegó a la ciudad a probar y le fue muy bien en el negocio e abarrotes se hizo de mucho dinero después empezó a comparar oro, se empezó a preocupar que en donde iba a guardar su fortuna era un hombre muy desconfiado. El

La azucena del Convento de las Carmelitas.

Se repetía, año tras año, el prodigio de la azucena aun que habían cambiado su sepulcro. La marquesa de  Aldara era una joven de veinte  años, Doña María Fuensálida era blanca,  rubia, de ojos azules, chica bella, había decidido

El fantasma de Pedro Infante.

En su casa de Mérida de la av. Itzaes, que ahora es un hotel de nombre “Hotel Infante”, Se cuenta que se pasea el espíritu del Charro Cantor se ve claramente su sombra, mueve los objetos y hay mucho ruido extraño. Sus amigos cuando