La Abuela Cazafantasma de la Candelaria 27 oct 2017

Stella Monsalve era una persona que conocía a todos los que andaban por ahí por las calles, ya fuera espíritus o personas, le decían la cazafantasmas de la Candelaria, una mujer amable, de trenzas blancas, famosa por luchar por los derechos de las mujeres durante 50 años, hizo campaña con Ingrid Betancour. Falleció para unirse a sus grandes amigos los fantasmas.

Leyenda de Bogotá Colombia. Dejó legado de investigaciones de su barrio de la Candelaria. Ella conocía como nadie todo del área incluso guiaba a todos que le pedía relatar las misteriosas calles del barrio.

Stella Monsalve, creía que cada casona de la zona tenía un dueño del más allá, que cuidaba su propiedad y atormentaba a sus nuevos inquilinos. Gracias al esfuerzo de la alcaldía en su momento escribieron las tradiciones orales que ella contaba y figura como única autora.

Entre su legado hay uno del Bar La Serenata

Un poltergeit en los años 50, el aterrorizado encargado Pedro Pérez todas las mañanas, cuando tras asear el local por la noche y dejarlo pulcro, se lo encontraba un tiradero a la mañana siguiente: Habiendo dejado el local limpio, al otro día aparecían las mesas con restos de botana, botellas destapadas, las sillas puestas como si los clientes se acabaran de irse, colillas en los ceniceros y mugre por doquier. Al día siguiente el jefe de Pedro se molestaba porque no se hacía el trabajo, Pedro le dijo, que si lo hacía, pero no le creía.

Le propuso al jefe para que vea como lo deja y como amanece el local

El jefe y Pedro en cuanto se fueron los clientes se pusieron a limpiar el local, lo dejaron correcto como debe quedar todos los días, se acostaron ya amaneciendo con asombro encontraron todo patas arriba  las mesa y sillas, todo sucio. El patrón cerró y vendió el lugar, ahora esta el Canal City TV. 

La mula herrada

Entre los escritos, cuenta, que más de un caminante dijo haber visto una mula sin cabalgador en la calle 6, dicen que es el espectro de un equino que el dueño era de Alvaro Sánchez un borracho que antaño recorría a lomo su mula a las tabernas de la Candelaria.

  

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece apto, digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Escribe tu comentario

Publicaciones relacionadas

La Calle del Fantasma del barrio de la Candelaria

Un lugar emblemático del barrio, una vía que eluden muchos vecinos. En la época de la Colonia, el regidor comisionó a un ingeniero de nombre Alex Mogollón que empedrase la calle, tenía que entregar el trabajo en seis meses y seis