Tesoro y muerte su leyenda

Leyenda de Jalisco.- En una ocasión Teófilo, Pantaleón y Faustino, iban a su pueblo a caballo, tenían que pasar la sierra para llegar, estaban muy fastidiados porque ninguno de ellos hablaba, en eso vieron frente a ellos a un anciano que caminaba, lo alcanzaron para conversar con él en ese momento volteo exclamo.

¡Señor ahí está la muerte!

Intrigados, los tres se acercó a ver que vio el anciano, se quedaron con la boca abierta, era un gran tesoro, y pensaron ¿porque dijo que es la muerte?, lo que veían era oro.

La codicia de los tres empezó

Cada uno se quería quedar con todo el tesoro. Teófilo dijo; Faustino anda al pueblo por unos sacos para cargar el oro, También trae para cenar, hablo Pantaleón,

Faustino aceptó, pensó como deshacerse de ellos. Voy a preparar la cena. Mientras los dos ideaban acabar con Faustino. Cuando regrese lo mataremos.

Faustino llego al pueblo y preparo la cena en su vivienda a la comida le echó veneno y se fue de regreso, apenas llegó sacaron sus armas los dos y le dispararon Faustino murió.

Ya con calma, Teófilo le dijo a Pantaleón comamos y después nos llevamos el tesoro. Cada uno quería eliminar al otro, en cuanto acabaron de cenar murieron envenenados.

El anciano tuvo razón, la muerte.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

easter painting

Publicaciones relacionadas

El callejón del tesoro su leyenda

Dos briosos caballos blancos jalaban un carruaje guiado por un espectro perecía que anunciaban desgracias. También decían que lo conducía una mujer perturbada y la familia le permitía recorrer las calles muy noche como desahogo.

La leyenda del tesoro de Mérida

Se cuenta que en los años 1600 se recolectaba una gran fortuna, ese gran tesoro era guardado en la Catedral de Mérida. Relatos. Desde tiempo atrás famosos piratas y corsarios se refugiaban en la catedral para organizar sus robos. De

La Cascada de la Novia. El rio la recuerda

Leyenda de Costa Rica. Para festejar una boda, un grupo de amigos fueron hasta el Valle de Orosi, un lugar muy hermoso, al llegar ahí se hizo la gran fiesta, bailaron, tomaron y cantaron. La cascada de la novia está cerca de Paraíso,

El tesoro de la Candelaria

Leyenda de México. En la época de la Colonia en la que hoy conocemos la Candelaria de los Patos (en ese entonces era una laguna) en ese lugar se acostumbraba a cazar estas aves. Para sobrevivir, los indígenas comían patos silvestres.

La dama viajera, del callejón de Santa Inés

Corría los años 1789. La dama sostuvo con las manos la compuerta para que no abriera y entrara el agua de la laguna y se inundara el lugar. la señora distinguida con ropa negra y aplicaciones de plata era seguida por un indigena por

La calle de la Buena Muerte

Ahora es 5ª de San Jerónimo, ningún vecino de esa vía, se había dado cuenta que estaba ocupada, una casa vieja , viejísima, que se metía en pasadizo penumbroso, tenía grietas y en estas había hiervas. Una noche los vecinos vieron

Leyenda del Alto Rey y el aceite de la cueva

Leyenda de España. Tres hermanos envidiosos y el aceite de la cueva. En el Sistema Central situada en la sierra al nornoroeste de la provincia de Guadalajara, su cima es sucesión de chicos repechos enfilados a lo largo de 3. 5 km,

¡Mande! ¿Por qué lo decimos?

La palabra “mande” era una condición impuesta en el lenguaje de los indios conquistados y esto desgraciadamente lo seguimos arrastrando, son secuelas de la conquista. En el siglo XVI empieza la palabra “Comándeme”. La manera

Leyenda de las Velas del Jubileo

Sucedió en la antigua Catedral en la Plaza Mayor. En la angosta y pobre Catedral de México, por ser pequeña no mereció alabanzas. Se levantaba en la Plaza Mayor y la menor, que las dos, después se llamó Placeta de Marqués y frente a

Leyenda del rezo del Ave María

¿A quién se le ocurrió repetír tantas, tantas veces este rezo? ¿Cuál es el meollo de asunto?, ahora que sepan la historia sabrán a que nos referimos. Les voy a dar un adelanto; por cada Ave María es una hermosa rosa que aparecía